Cirujanos plasticos reconocidos en Capital Federal: Cómo encontral el médico adecuado Las cirugías estéticas, en expansión

cirujanos plasticos reconocidos, mejor cirujano plastico, doctor maximiliano gil miranda, doctor gil miranda maximiliano, gil miranda, damian wengrowicz, cirujano damian wengrowicz, cirujano wengrowicz damian, wengrowicz damián

http://bit.ly/1l9nHB0

Las intervenciones estéticas y reconstructivas han experimentado un gran auge en las últimas décadas en lo que hace a técnicas, variedad, extensión y popularidad.

Ello sin dudas es muy positivo, al hacer posible que muchos para los cuales este tipo de soluciones era inaccesible anteriormente, sea por su costo o por falta de información, puedan acceder hoy a sus bondades. Ya no tienen que vivir con un aspecto con el que no se sienten felices, lo cual no les permite desarrollar una vida plena y rica.

Pero sin dejar de lado estas cosas positivas, es necesario decir que tal popularidad tiene (como todo) un costado negativo y es que tal extensión ha provocado en el concepto común la idea de que se pueden hacer milagros y hacen también que se tome con ligereza este tipo de prácticas, sin pensar su verdadera dimensión y olvidando que se trata de prácticas médicas que, en manos de personas no idóneas, pueden tener consecuencias terribles, que pueden llegar incluso a la muerte.

La gran cantidad de ofertas de todo tipo, algunas de ellas engañosas, hace que sea fundamental extremar los cuidados a la hora de elegir un cirujano plástico para la operación que necesitamos o queremos realizarnos. En el gran océano de información que recibimos todos los días, a través de internet, de la tv, de las propagandas televisivas, radiales, gráficas, de nuestros conocidos, etc., no resulta tan fácil elegir profesionales reconocidos. Por eso, aquí se ponen algunos factores que han de tenerse en cuenta.

Cómo elegir el mejor profesional
Para no equivocarnos en nuestra elección, hay una cantidad de cosas que deben ser tenidas en cuenta.

1. Mirar el currículum

– La formación académica del cirujano es importantísima. En primer lugar, hay que prestar atención al hecho de si se trata de un cirujano plástico matriculado. Es decir, que no sólo debe tener un título de médico. Aunque de acuerdo con la ley los médicos no especializados sí puedan hacer cirugías, es conveniente buscar cirujanos plasticos reputados que tengan la especialización en Cirugía Plástica, porque ello da fe de un entrenamiento y una formación amplia en la cuestión, algo fundamental en este tipo de cirugías especialmente cuando las cosas se ponen difíciles.

Cirujanos plasticos reputados: el enorme valor de la experiencia

Pero como en todos los rubros, tampoco el título es suficiente sino que la idoneidad también se construye con la experiencia, especialmente cuando ésta tenga lugar en hospitales escuela oficiales como puede ser el el Argerich, el Clínicas, el Garrahan, etc.

Los años de experiencia del cirujano plástico suman, no sólo para dar mayor solidez a sus conocimientos adquiridos durante la especialización. La capacidad de actuar frente a las dificultades, la comunicación entre el paciente y el médico y la comprensión total del paciente como individuo son todas cosas que crecen y mejoran gracias a la experiencia.

La pertenencia al plantel de un hospital

En relación con el punto anterior, también el estar en la planta de un hospital es factor un para evaluar positivamente, porque los cirujanos plásticos que trabajan en un hospitalallí están en capacitación y actualización permanente, dado que los nosocomios no son solo lugares de aprendizaje sino también de investigación.

– Concurrencia a simposios, publicaciones. Pertenencia a sociedades de alto nivel

Por lo recién dicho, la concurrencia a los simposios y la publicación de trabajos científicos son también signos a favor, porque ello dará la pauta de que los profesionales están al tanto de lo más avanzado. Por su lado, pertenecer a sociedades profesionales prestigiosas afala que el médico tiene una experiencia y un nivel de excelencia, porque las sociedades son muy cuidadosas con los requisitos para pertenecer a ellas.

2. Consultar opciones

Una vez seleccionados según el currículum, antes de decidirse por un profesional es bueno realizar más de una consulta para elegir.

No alentar si no es adecuado y no prometer ”magia”

Algo que puede ser una pauta es que un cirujano plástico serio no alentará operaciones innecesarias o que no son aconsejables en su caso. Tampoco le hará promesas de resultados más allá de lo esperable. Las soluciones mágicas son un evidente signo de que no se está ante un profesional serio.

3. Dónde lo va a operar

Es importante prestar atención a la infraestructura que tiene el cirujano para sus operaciones. Todas las intervenciones mayores (abdominoplastías, lipoaspiraciones, etc.) deben realizarse en un centro de alta complejidad habilitado por el Ministerio de Salud, que cuente con unidad de terapia intensiva y capacidad de internación, además de servicio de emergencia, unidades de reanimación, unidad coronaria, diagnóstico por imágenes, etc.

Equipamiento y tecnología

Una tecnología moderna contribuye a lograr buenos resultados sin lugar a dudas. Pero no es suficiente. Por eso es conveniente no dejarse encandilar por el equipamiento que, nadie lo niega, es importante: de nada sirve la tecnología sin un gran equipo médico y técnico detrás.

Técnicas probadas internacionalmente

Las técnicas a aplicar han de haber sido testeadas internacionalmente. No hay que dejarse convencer por las técnicas novedosas, que no han sido suficientemente testeadas en cuanto a resultados y seguridad. Una negativa por parte del cirujano a realizar una intervención que se considera riesgosa estará indicando que usted se encuentra ante un buen cirujano.

4. Tener información

Signo de que se está ante un buen cirujano plastico es la cantidad y el detalle de información que el médico da al paciente acerca de la intervención. Todas las explicaciones, pros, contrindicaciones, efectos secundarios complicaciones, riesgos, todo eso debe ser comunicado al paciente, quien a su vez tiene que tener la posibilidad de preguntar cualquier cosa que le genere dudas. Justo antes de operarse, el paciente debe firmar un “consentimiento informado”.

Sin embargo es aconsejable y acorde con las buenas prácticas médicas que el texto de ese consentimiento le sea entregado al paciente con anterioridad, para que, en la tranquilidad de su hogar y sin el apuro de la operación, pueda entender bien lo que está por vivir, lo bueno y lo malo.

Pero el médico no sólo debe facilitar información al paciente, sino que también debe obtenerla: un médico serio va a preguntar mucho acerca de su historia clínica en general y de los antecedentes familiares, además de hacerle realizar distintos exámenes prequirúrgicos.

Estas preguntas que el médico le haga, que para algunos pueden parecer un inútil y engorroso cuestionario, tienen un sentido, y pueden ser esenciales para prevenir inconvenientes. Nuevamente, no hay que perder de vista que se trata de intervenciones médicas, no de meras acciones cosméticas.

Tras la operación

No todo termina con la intervención. Algo que parece obvio no lo es tanto cuando se piensa en la cantidad de veces que un paciente, tratado por un mal médico se encuentra solo, deambulando en busca de otro profesional que le resuelva el problema en su salud o su imagen que el primero le ha producido.

En este sentido, la extensa evaluación previa que hace el médico debe completarse con el seguimiento del post operatorio, lo que puede ser tan importante como la intervención en sí. Aquí también es posible notar una diferencia muy evidente cuando se está frente a un buen o mal médico.

Un profesional serio no termina su tarea en la sala de operaciones sino que asume una responsabilidad que se continúa

Tener la posibilidad de preguntar, plantear dudas, inseguridades, miedos, molestia y toda otra cosa que considere necesaria es un derecho de los pacientes que los buenos médicos respetan.

Nuestro centro y nuestros médicos
En MW Cirugía Estética consideramos muy importante dar un asesoramiento responsable sin promesas mágicas. Creemos esencial a la práctica de la cirugía estética el respeto total al individuo, a sus derechos a la salud y a la información.

La relación personal y cercana que propugnamos que debe haber entre cada paciente y su médico permite una evaluación completa de las metas, tomando en cuenta las necesidades de belleza sin olvidar la salud.

En esta relación estrecha, se ayuda al paciente a lograr una imagen acorde a sus deseos y a la vez conveniente a su estructura corporal y a su salud, para lograr una vida más plena.

El Centro cuenta con un gran plantel de profesionales, con alto nivel académico, formados en las mejores instituciones hospitalarias.

Estos médicos forman parte de las plantas permanentes de hospitales de renombre del país, por los que están en constante actualización, siempre en contacto con los últimos descubrimientos. Asimismo participan asiduamente de congresos y en publicaciones en revistas especializadas.

Deja un comentario