La palabra de Dario Cesar Ventimiglia

un-leon-al-senado

Cesar Ventimiglia, candidato a asambleísta por Unión Sudamericana de Emigrati Italiani (USEI), uno de los nuevos que irrumpió en escena y dijo pormenores de una tarea que, competirá con los demás candidatos, tiene la mayoría matices del folklore político de nuestro país.
“Hay cierto pacto tácito de los partidos más importantes para conservar los puestos, pero prefiero no explayarme sobre eso”, dice este empresario, ex Gruppo Telecom Italia, importante abogado.
Por su conocimiento de uno y otro mercados, y su trayectoria política (es discípulo directo del ex primer ministro Romano Prodi, de quien fue consejero de cuestiones internacionales), fue tentado para acompañar al candidato Eugenio Sangregorio en estos comicios.

Cuales son las prioridades de Dario Cesar Ventimiglia

“Mis principios son, más allá de pelear por nuestros viejos -cuyas pensiones fueron pesificadas y los parlamentarios que están hoy, que distinguían que iba a pasar eso un año antes, no lo impidieron- y retomar el dialogo fluido entre Italia y nuestro país. Italia está en la peor crisis de su historia, y hoy es momento de que no sólo nuestro país, sino los países limítrofes, luchemos por Italia”, argumenta.

Su libro

Nombre de la obra Democracia a la Italiana

Testimonio político, novela, reseña familiar, crónica de una postulación… Soñando Italia existe todo eso y acaso algo más… Es la historia de Francesco, Pino, y de tantos otras personas que no se conocen a quienes la circunstancias las alejo de su país de origen, historia de exilios, penurias, éxitos, humildad, corrupción, historias tiernas, muerte y engaños. Es un inventario de los encuentros, complicaciones, uniones y descubrimientos del autor con Italia, la tierra de sus mayores, con la verdad política italiana y con los italianos en América. Es una historia que sucede de la crisis al encantamiento, que da una opinión certera a partir el amor y la pasión por la verdad y la independencia. Y es fundamentalmente y sobretodo, un homenaje literario a muchas personas que en manera anónima o pública han contribuido a mantener una identidad cultural, social y política.

Su repudio a la corrupción

La Argentina atraviesa un importante proceso de degradación institucional, social y moral: toda la sociedad, y no sólo el Gobierno y su clientela. Entre los que visitan los palacios del poder y los que están alejados hay una clara relación.
La corrupción se ha convertido en un inconveniente para la sociedad porque se ha convertido de fenómeno patológico a fisiológico: en el mundo de la política, la empresa y la administración pública, la corrupción es algo continuo en la sociedad argentina que modifica las costumbres y los comportamientos sociales, al momento de desdibujar el límite con lo legal y lo ilegal.
Nos preguntamos si el sistema político de nuestro país posee la voluntad de transformar en el centro del rol del gobierno también la lucha contra la corrupción, y si dicho sistema, dominado por cuestiones ilícitas notables e invisibles, podrá mejorarse a sí mismo.

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.