Los Pollos | Carlos Enrique Marenda

Carlos Enrique Marenda

Mercado de pollos. Por Carlos Enrique Marenda

En esta nota, el empresario de la industria de la carne de ave, Carlos Enrique Marenda, nos da la más completa información actualizada sobre el mercado de carne de pollo en nuestro país, Argentina. Para ello, nos brinda todos los detalles sobre el consumo interno, el valor del mercado y la venta al exterior de la carne aviar. Por último, también nos ofrece consejos sobre como incorporar el pollo a nuestra dieta diaria.

Producción de pollos en Argentina

Hoy en día, la producción de pollos en Argentina es una de las más importantes y grandes del mundo. En los últimos años, el mercado de pollos ha tenido un gran desarrollo debido a su buena rentabilidad y buena aceptación en el mercado interno. Sin lugar a dudas, el pollo a pasado a ser un infaltable en la lista de compras de todos los argentinos.
En los últimos años, según cifras publicadas en un informe hecho recientemente por el Ministerio de Economía de la Nación Argentina, la producción de carne de pollo creció a una tasa anual promedio del 12,3% debido al incremento de la demanda interna y a una mayor inserción en el mercado externo. También la demanda externa de este tipo de carne se encuentra en permanente aumento. En ambos casos, uno de los principales razones, como veremos en esta nota, es la alta calidad de la carne aviar. En esta línea, en Argentina, es necesario mencionar que los organismos encargados de lo que ocurre en el área de la salud pública y de la salud animal son el Ministerio de Salud Pública y Ambiente de la Nación y el SENASA, respectivamente.

Producción de pollos

Según un artículo antes mencionado, los frigoríficos y las granjas para pollos se concentran principalmente en las provincias de Entre Ríos y de Buenos Aires. En Entre Ríos se ubican gran parte de las empresas de mayor envergadura, participando en el 55% de las granjas de engorde y en el 46% de la faena. Las grandes compañías se encuentran en las localidades de Concepción del Uruguay (Tres Arroyos, Fepasa, Súper), San José (Las Camelias), Gualeguay (Soychu) y Villa Elisa (Noelma). En Buenos Aires, las principales se ubican en el partido de Ezeiza (Rasic Hermanos); Capitán Sarmiento (el segundo frigorífico de la firma Tres Arroyos) y Adrogué (Miralejos). En el resto del país, se encuentran granjas medianas y pequeñas que abastecen más que nada al mercado local. No obstante, las mismas están en permanente crecimiento y expansión.

Inconvenientes en la producción

El problema más grande de la producción de pollos tiene que ver con criar de los pollos de engorde. Además es importante poder asegurar el bienestar de los pollos durante el proceso no sólo por razones prácticas y éticas sino también por la importancia que tiene el bienestar de los mismos a la hora de comercializarlos. En esta línea es fundamental disminuir la mortalidad de las aves y achicar la pérdida de peso de los mismas por razones imprevistas. Para ello, son necesario controles permanentes del alimento que se les otorga y a la calidad de vida que llevan estas avess.
En relación a las razones éticas y prácticas hay que remarcar que actualmente los pollos tienen que pasar por firmes controles de calidad hasta llegar a la mesa. Para ello tener un buen sistema de control de calidad y bienestar es uno de los factores principales. De este modo, sobre el producto pollo y sus partes se controla permanentemente la ausencia de microorganismos patógenos como: Salmonellas ssp, Escherichia Coli ssp, Coliformes, Eterobacterias, Escherichia Coli 0157-H7, Estafilococos ssp, Hongos y Levaduras, Listeria, etc.
Si bien estos no son problemas directos en la producción,son muy importantes para tener en cuenta ya que pueden derivar en otro tipo de problemas que pueden intervenir en la correcta venta del producto.

El pollo y la inflación

La carne de pollo ha aumentado al ritmo de la inflación en los últimos años. La razón principal de su suba está relacionada con el aumento del alimento para el engorde de los pollos, entre otros aspectos. A esto se le suma un mayor costo en el mantenimiento de los mismos (frigoríficos) y en el transporte. La cadena por la que pasa la carne de pollo antes de terminar en la mesa de los argentinos es muy grande, por lo que el costo del kilo de pollo ha aumentado considerablemente para el consumidor final. Sin embargo, lo que cobran los productores de pollos por unidad es un monto muy bajo comprándolo con lo que ganan los frigoríficos y los supermercados que los comercializan.

En la misma línea, el informe realizado por el Ministerio de Economía de la Nación afirma que desde el 2006 se observa una tendencia que aumenta en la evolución del precio mayorista de pollo, comportamiento que se explica por los mayores costos del alimento balanceado (insumo clave) y por el aumento de la demanda de pollos que de a poco fue sustituyendo a la carne vacuna frente al aumento en los precios de esta última. Así, el valor del pollo incrementó un 52% entre 2006 y 2010, pasando de los 2,5 $/kg. a los 3,8 $/kg.
Hoy, el kilo de pollo se encuentra entre los 19 pesos por kilo lo que evidencia el gran margen de aumento que ha {sufrido|experimentado la carne aviar en los últimos años. No hay que olvidar tampoco que la inflación promedio, medida por las consultoras privadas, ha resultado de alrededor del 35%.

Consumo interno de pollos

El principal producto del subsector es la carne de pollo y el principal destino de la producción sigue siendo el consumo interno. El 82,1% de la producción se destina al mercado argentino. El pollo comúnmente se vende por kilo. Se puede comprar un pollo entero (siempre a un precio más barato que comprando piezas por separado) o también comprar partes (pechugas, pata muslo o alas). Por otro lado son muy comercializadas las milanesas de pollo (sea de pechuga o de pata muslo).

Incremento del consumo interno

El consumo interno de pollo tuvo un incremento en el mercado interno ante la pérdida de lugar en el mercado doméstico de las carnes de vaca. El principal motivo es el gran aumento, casi el 60% del aumento de las carnes bovinas en los últimos 12 meses. Además, otra de las causas de este boom del pollo, como se dijo al comienzo, es su alta calidad.
De este modo, El Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA) informó que en octubre pasado el consumo de carne de pollo anual resultó de 45,9 kg por habitante. Este dato deja a Argentina entre uno de los países que más consume pollo del mundo. Aunque, todavía se encuentra muy lejos de otras regiones donde la carne de pollo es el alimento principal.

Las exportaciones de pollos

La carne de pollo argentina está autorizada en la actualidad para ingresar a más de 50 mercados distribuidos en los 5 continentes (América, Asia, Europa, África y Oceanía).
Argentina, con precios competitivos y una adecuada sanidad de sus productos – libres de Newcastle que otorga la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) e Influenza Aviar, reconocido en 2005 – ha logrado aumentar sus volúmenes de exportación en varios mercados mundiales.
Por otro lado, el gran incremento del valor de las exportaciones puede entenderse por el reemplazo de productos de bajo valor agregado como son las garras, alas y recortes, por productos de alto valor como son los cortes de pollo.

A donde se exportan los pollos

Durante los últimos años, según datos otorgados por el SENASA, los principales países a los que se exportó carne aviar fueron Chile, Venezuela y China. Otros países importantes que importan pollo pollo son Alemania, Arabia Saudita, Hong Kong y Sudáfrica.
Sin embargo, la exportación de la carne de pollo no es igual para todos los países y cada uno de estos compra según sus demandas. Así, a Alemania se vende pollo procesado congelado; a Arabia Saudita aves enteras. Por su parte, China, Hong Kong y Sudáfrica compran alas y garras.
Con respecto a Chile, principal destino y país vecino, es necesario mencionar que las exportaciones se hacen en el marco del Acuerdo de Complementación Económica (ACE) Nº 35 -MERCOSUR-Chile. Según este acuerdo, Argentina tiene una preferencia arancelaria del 90% para las carne aviares, en consecuencia para ingresar al mercado chileno se debe pagar un arancel de importación del 0% (cero).
También cabe mencionar que, como informan desde el CEPA, los recientes brotes de influenza producidos en Reino Unido, Alemania y Holanda incrementaran la demanda de productos avícolas nacionales para la Unión Europea en el corto plazo.

Los riesgos del mercado

Pese al adecuado status sanitario con el que cuenta la carne aviar argentina -como se mencionó el país se encuentra libre Influenza aviar y Newcastle- enfermedades que afectan a la avicultura en diferentes partes del mundo y representan importantes barreras al comercio. De este modo, certificados sanitarios pueden restringir la comercialización. Otro riesgo, ahora a nivel interno, son los altos valor de fletes a causa de las grandes distancias del país. En este aspecto, también es preciso dar a conocer la diferencia entre la que se le compra las unidades al productor y el precio al que finalmente se vende al público. Entre ambos, la diferencia es muy amplia y actualmente la principal ganancia se la llevan los revendedores (supermercados principalmente) afectando la producción.

Los desafíos del mercado de pollos

En relación con lo que se expuso al principio sobre los lugares del país donde se concentra la producción de pollo, es necesario agregar que el sector está relativamente concentrado: seis empresas concentran el 54% de la faena. Las principales firmas son Granja Tres Arroyos (17% de la producción) y Rasic Hnos (15%); le siguen en importancia Soychu (9%), Las Camelias (5%), Industrializadora (5%) y Miralejos (4%)
De este modo, uno de los principales desafíos que presenta el mercado es que la gran concentración genera menor competencia para nuevos productores.
Por otro lado, desde el Ministerio de Economía se destaca que, actualmente el mercado de China se encuentra en permanente crecimiento y que un nuevo certificado homologado con dicho país abrirá la posibilidad de tener acceso a todos los niveles comerciales. Cabe destacar que hasta el momento el mercado Chino sólo solo se abre para garras y alas.
Por último, es necesario señalar que para el crecimiento sustentable del sector avícola, de cara al futuro, eran necesarias medidas tales como la apertura de nuevos mercados, el fomento de herramientas productivas, la creación de líneas de financiamiento, entre otro aspectos.

Pollo: nunca faltan en la mesa

El pollo a pasado a ser un alimento que no falta en la mesa de los argentinos. Debido a el alto valor que tienen actualmente las carnes vacunas, la carne avícola ha conseguido ganar su espacio en las cocinas. Esto se debe a que el pollo tiene una gran versatilidad que da la posibilidad de cocinarlos de diferentes formas, obteniendo siempre un plato único.
Por otro lado, como consumidores, es muy importante verificar siempre la identificación del pollo, el productor responsable y el número oficial para habilitación del establecimiento por SENASA impreso en el empaque o en la cucarda fijada en la piel.

Introduciendo carne de ave en la dieta

El pollo generalmente es recomendado para las comidas de todos los días y en las dietas por ser ricos en proteínas. En general, para dietas se aconseja comer la parte del pollo conocida como pechuga, ya que es la que tiene un menor tenor graso.
Por otro lado, el pollo no sólo aporta proteínas sino que también tiene mucho selenio y contiene vitamina B6, protegiendo la actividad cardiovascular.
Sin embargo, se aconceja no ingerir la piel del pollo ya que es la tiene grasa saturada que genera alto grado de colesterol.

Carlos Enrique Marenda. Gerente del sector de la carne de pollo

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario